La cosecha de naranja, producción emblemática de la provincia de Palpa, se inició en la quincena de julio en los campos del valle palpeño, siendo el distrito de Llipata la zona de mayor producción.

La cosecha de las más de 230 hectáreas se realiza con las medidas preventivas contra en COVID-19, para evitar así el contagio, informó el director de la Agencia Agraria Palpa, Francisco Chipana Mendoza.

“Esta es una actividad muy importante para la provincia de Palpa, que no se detiene, pero respetando y cumpliendo con las medidas de prevención de la salud”, indicó Chipana Mendoza, quien precisó que la mayor parte de estas frutas están destinadas al mercado regional y nacional.

Palpa tiene 156 hectáreas de naranja de la variedad Valencia, más conocida como “la palpeña” y 36 hectáreas de naranja Washington Navel, conocida como “Huando”, precisó el funcionario.

Naranja en Palpa
Campo de cultivo de naranjas de la familia Tijero Gugliermino.

Las dos variedades de naranja se venden al mercado de Lima y Arequipa, igualmente al mercado local y regional.

El precio de la naranja se mantiene a S/ 1.50 el kilo de la naranja palpeña y a S/. 2.00 la variedad Huando al por mayor en las diversas chacras de los productores palpeños.

“La pandemia ha originado que la comercialización no sea como antes. Esperemos que los compradores no se aprovechen de esta situación de crisis para disminuir el precio”, dijo.

Chipana Mendoza indicó que los productores de naranja se deben asociar para acceder a los préstamos que ofrece el Gobierno.

Debemos indicar que el trayecto de la carretera Panamerica Sur desde el distrito de Río Grande al distrito de Llipata se ubican alrededor de 150 puestos de venta de naranja que cada cuatros días renuevan su remesa de naranja.

El dato
  • En una hectárea de naranja se cosecha aproximadamente entre 12 a 14 mil kilos.
  • La época de cosecha culmina a fines del mes de agosto.