La emergencia sanitaria por el COVID-19 ha obligado al ceramista nasqueño Pedro Leoncio Crisóstomo Ramos a suspender su trabajo y obligó a cerrar su taller indefinidamente.

El ceramista nasqueño Pedro Leoncio Crisóstomo Ramos, quien desde hace más de 6 meses no tiene ingresos por la venta de las réplicas de los huacos de la cultura Nazca, que oferta.

El citado ceramista, más conocido como “Perico”, tiene 70 años, la mitad de ellos dedicados a realizar réplicas de huacos de la cultura Nazca en su taller llamado Cerámica Emilia, ubicado en la carretera Panamericana Sur Km. 447, en el distrito de Vista Alegre, Nasca.

“Diariamente recibía en mi taller entre 100 a 150 turistas, pero ahora no recibo a nadie y mis hijos me están ayudando económicamente hasta pase esta situación; ojalá sea pronto”, dijo.

“La pandemia me obligó a cerrar mi taller, este trabajo es único en el Perú porque lo hacemos con la misma técnica de hace dos mil años de los Nazca”, destacó.

“Perico” nos explica que no tiene otra fuente de ingresos, ya que su negocio ha sido interrumpido y sus ventas han caído. Por eso se ha visto obligados a rematar sus trabajos para así obtener algún ingreso.

“Cualquier trabajo ahora lo estoy vendiendo a un 50%”, agrega.

Capacitación

De otro lado, el director de la Dirección Regional de Comercio Exterior, Turismo y Artesanía, Víctor Américo Astorga Ramos, sostuvo que los empresarios del sector turismo en la región Ica no accedieron al programa Reactiva Perú.

“Este programa solo ha servido para beneficiar a las grandes empresas, más no a las pequeñas Mypes del sector turismo”, dijo.

Ante esta situación, desde mañana lunes 21 al viernes 25 se realizará la capacitación virtual a los micro y pequeños empresarios del sector en la región y así puedan beneficiarse con el Fondo de Apoyo Empresarial a la MYPE del Sector Turismo (FAE Turismo).