Osinergmin dispuso que las empresas eléctricas a nivel nacional deben realizar la refacturación de todos aquellos recibos que no estén sustentados en lecturas tomadas en los medidores, a partir del 30 de junio.

El ente regulador sostuvo que ha intensificado su labor de supervisión a las empresas de distribución eléctrica en el país, para verificar que la facturación del servicio eléctrico cumpla con las normas dictadas durante el Estado de Emergencia.

“La labor de supervisión sobre la facturación y liquidaciones de consumos es continua, y se procederá a imponer las sanciones correspondientes ante vulneraciones a la normativa aplicable”, se lee en el comunicado.

Asimismo, dijo, en los casos en los que la lectura del medidor confirme que el consumo real ha sido menor al facturado, la empresa deberá devolver lo pagado en exceso en una sola oportunidad, o proceder a refacturar en caso de que no se hubiera pagado.

También puedes leer. Contraloría identificó deficiencias en expediente técnico de obra vecinal en Nasca

Asimismo, estableció que las empresas adopten las medidas necesarias para que los usuarios puedan absolver sus dudas y presentar reclamos de manera ágil y eficiente, evitando aglomeraciones.

Asimismo, continúa los procesos de supervisión y sanción correspondientes.

Bono electricidad

De otro lado, informó que hoy publicó en el Diario Oficial el Procedimiento de aplicación del “Bono de Electricidad” que beneficiará aproximadamente a 5.4 millones de familias (más de 20 millones de habitantes) a nivel nacional”, subrayó.

Recordó que hace unos días aprobó un procedimiento según el cual las empresas no podrán condicionar la atención del reclamo al pago previo ni efectuar el corte del servicio mientras exista un reclamo en trámite.

Asimismo, es obligatorio para las empresas informar claramente al usuario cómo facturó y liquidó sus consumos, así como la política de fraccionamiento de su deuda sin intereses y sobre el “bono de electricidad”.

“Si el Usuario no está satisfecho con la explicación brindada, la empresa emitirá una resolución en un máximo de 30 días hábiles, culminado el cual, de no haber pronunciamiento, el reclamo resultará favorable al usuario”, anotó.

Además, si el usuario no está conforme con lo resuelto por la empresa, podrá impugnar tal pronunciamiento para que Osinergmin intervenga y solucione el reclamo, finalizó.