El ministro del Interior, Gastón Rodríguez, afirmó hoy que su sector está a favor de que se mantenga hasta el fin de año el toque de queda vigente en la actualidad en horas de la noche y la madrugada.

“Hicimos la propuesta para que el toque de queda se mantenga hasta fin de año; obviamente ello está sujeto a evaluación”, dijo al subrayar que los hechos delictivos ocurren con mayor frecuencia en la noche y la madrugada.

Respecto a la cuarentena, manifestó que esta debería levantarse gradualmente para insertar a los diferentes sectores económicos. Rodríguez coincidió de esta manera con su par de Defensa, Walter Martos, quien dijo que la cuarentena debería levantarse de manera focalizada y el toque de queda debe extenderse como medida frente al covid-19.

El toque de queda, que en Lima va de las 21:00 a 04:00 horas, es la restricción establecida por las autoridades de circular libremente por las calles o de permanecer en lugares públicos, debiendo los habitantes estar únicamente en sus hogares, salvo excepciones de necesidad o urgencia.

En la región Ica el toque de queda se inicia a las 18 horas y culmina a las 4 de la mañana.

El titular del Interior comentó que la delincuencia aprovecha en cometer sus fechorías no solo de lunes a viernes, sino los fines de semana, especialmente cuando la gente llega o sale de un centro de diversión.

Destacó que durante todo el estado de emergencia las Fuerzas Armadas han brindado un importante apoyo a la Policía Nacional para tratar de mantener las restricciones impuestas por el Gobierno y dijo que esa ayuda continuaría pero se necesitará un marco legal.

“Hubo una coordinación permanente entre ambos, pero siempre las Fuerzas Armadas cumplieron funciones de apoyo. La Policía es responsable del orden interno porque debe tenerse en cuenta que su preparación difiere de la de las Fuerzas Armadas”, dijo en Frecuencia Latina.

El ministro hizo hincapié en la necesidad de articular mejor los esfuerzos de todos los operadores de justicia, incluyendo a la Policía Nacional, la Fiscalía y el Poder Judicial, a fin de que los elementos de mal vivir detenidos por los agentes del orden no salgan libres días después, produciendo la indignación de la población.

Fuente: Andina. Aquí puede leer la nota original.