Con mucha fe católica de los devotos y feligreses se realizó hoy la tradicional bajada de la venerada imagen del Señor de Luren, patrón religioso de la provincia de Ica.

Previa a la bajada, el párroco de Luren, Francisco Chacón, ofició una paraliturgia. “Señor te vamos a acompañar en este momento que vas a descender para después ser venerado por tu pueblo fiel”, dijo.

Al compás de una banda de músicos, los miembros de la Hermandad del Señor de Luren se encargaron del descenso de Cristo crucificado y lo llevaron hasta los exteriores de su santuario para que reciba el homenaje de sus feligreses.

Posteriormente, el Señor de Luren fue colocado en el centro de su santuario para que los fieles y devotos ganen las gracias tocando y pasando algodón por el manto de la sagrada imagen.

En las calles adyacentes a la iglesia se forman largas colas desde la madrugada para ingresar y orar.

La procesión se iniciará a las 7 de la noche y retornará a su templo mañana martes 18 al promediar el mediodía.

A su paso por las diferentes calles de Ica, el Señor de Luren recibirá el homenaje de la población que ha elaborado coloridas alfombras florales.

El dato

Como medida de protección, los feligreses ya no besan los pies o pasan algodón por el rostro y cuerpo del Señor de Luren.