La epidemia del dengue se dispara en el departamento de Ica, de acuerdo con el último boletín epidemiológico de la Dirección Regional de Salud de Ica se registran 1 351 casos en lo que va del año.

El exdirector regional de Salud, Rubén Brizuela Pow Sang, en declaraciones a radio Nuevo Luren sostuvo que la curva de ascenso es similar al 2020 que se registró 7 121 casos de dengue.

“Es bastante preocupante la situación del dengue en la región Ica y la tendencia es al alza y se ha dejado de lado las ovitrampas que permite mantener controlada la población de mosquitos Aedes”, dijo.

La exautoridad de Salud recordó que en el 2017 se presentaron 4 834 casos, en el 2018 la cifra se redujo a 127 casos y en su gestión en el 2019 solo se presentaron 50 casos.

El boletín epidemiológico de la Diresa Ica detalla que hasta la semana epidemiológica 11 del presente año, la provincia de Ica registra 331 casos, Chincha (6), Pisco (285), Nasca (715), y Palpa (2).

Brizuela Pow Sang agregó que el insecticida Malathión debe ser el último recurso para matar al zancudo Aedes aegypti.

“Desgraciadamente el Aedes aegypti, es un mosquito que se está volviendo resistente al insecticida y debe ser utilizado como último recurso. No se trata de fumigar por fumigar”, precisó.

Educación sanitaria

Recomendó a la gestión de Cabrera Pimentel a enfocarse en la educación sanitaria de la población y aplicar larvicidas para evitar que las larvas se desarrollen.

“Hace mucho tiempo no veo el índice aédico en el boletín de la Diresa Ica, si esto no podemos saber cual es situación del dengue en la región”, sostuvo.

Prevención

La hembra del zancudo Aedes aegypti, que transmite dengue, zika y chikunguña, deposita sus huevos en lugares donde se almacena el agua limpia y se reproduce con gran facilidad en temporada de verano, cuando aumenta la temperatura y las lluvias.

Para evitar que esto suceda, las autoridades de salud exhortan a la población a tomar las siguientes recomendaciones: lavar, cepillar y tapar los recipientes donde se almacena el agua, cambiar el agua de los floreros cada tres días, cambiar el agua del bebedero de los animales diariamente y eliminar los objetos inservibles donde se pueda acumular agua de lluvia.

Es necesario identificar y eliminar los depósitos que pueden ser “criaderos” del zancudo. Por ejemplo, cilindros, bidones, tanques, botellas y floreros; así como objetos inservibles como latas, botellas plásticas, llantas en desuso, entre otros, porque con la acumulación del agua la hembra del zancudo puede depositar los huevos y reproducirse.

En las áreas con presencia del zancudo transmisor es importante facilitar el ingreso e inspección de la vivienda por parte del representante de salud debidamente identificado; al igual que mantener las bolsitas de abate que el personal de salud ha colocado en los depósitos, para evitar que el zancudo llegue al estadio adulto.

El dato

Las ovitrampas o trampas de oviposición son unos recipientes donde las hembras de los mosquitos depositan sus huevos, que crecen hasta convertirse en larvas, pupas y mosquitos adultos. Suelen usarse en la vigilancia de vectores Aedes y pueden modificarse para eliminar poblaciones inmaduras o adultas de Aedes aegypti.