Un total de 3,200 trabajadores agrarios de Ica, fueron incorporados a la planilla, como resultado de la primera semana de inspecciones realizadas por 50 inspectores laborales en las ciudades de Ica, Nasca, Palpa, Pisco y Chincha, región Ica, informó la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil).

Sunafil aseguró que esta cifra se irá incrementando en los siguientes días, en la medida que los empleadores vayan cumpliendo con aportar la información requerida por los inspectores del trabajo.

Precisó que del total de trabajadores mencionado, en tres empresas agroindustriales de la provincia de Ica se encontró a 543 trabajadores ocultos para que los inspectores no detecten su situación de informalidad laboral. Sin embargo, al ser hallados, se dispuso su inmediato registro en la planilla, sin perjuicio que los inspectores del trabajo extiendan la correspondiente acta de infracción por esta obstrucción a la labor inspectiva.

Sunafil resaltó que, para un mejor trabajo ante la informalidad laboral, como es este caso de ocultar a los trabajadores, se emplean drones.

Refirió, además, que como parte de las inspecciones se abrieron 489 órdenes de fiscalización: 245 en normas sociolaborales y 244 en seguridad y salud en el trabajo, ya que fueron intervenidas 245 empresas –entre agroindustriales y agroexportadoras–. Estas órdenes se encuentran en investigación, cuyo plazo máximo para ello es de 30 días hábiles.

Incumplimiento de medidas de seguridad y salud

Durante estas actuaciones inspectivas, en algunas empresas se encontraron incumplimientos a las condiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo, las cuales venían afectando a los trabajadores, tales como: falta de dotación de agua potable, de servicios higiénicos, comedores inadecuados y falta de bloqueador solar. Sucedía lo mismo con las medidas sanitarias para la prevención de la covid-19. Se observó falta de mascarillas, de protector facial para el personal que viaja en buses, de alcohol y de la medida de temperatura, entre otros.

Muchos de estos incumplimientos y a requerimiento de la inspección del trabajo se fueron corrigiendo de inmediato o al día siguiente de la inspección; sin embargo, cuando ello no ha sido posible, se les ha efectuado el respectivo requerimiento para que –en un plazo razonable y conforme a ley–, el empleador cumpla con subsanarlos, lo cual será verificado por los inspectores del trabajo.

De esta manera no se verán afectados los trabajadores, quienes necesitan trabajar y tampoco las empresas, puesto que la producción continuará pero respetando los derechos socio laborales y las condiciones mínimas de seguridad para el trabajo.

Por último, Sunafil recordó que los trabajadores agrarios de Ica pueden realizar sus consultas o efectuar sus denuncias a través del whatsApp: 9-69781997, para que los inspectores puedan acudir oportunamente y detectar alguna situación irregular.

Fuente: Agencia Andina. Aquí puede leer la nota original.