La Autoridad Nacional del Agua (ANA) implementó en la región Ica, el centro de procesamiento de datos, con certificación internacional, que garantizará la operatividad del Sistema Nacional de Información de Recursos Hídricos (SNIRH).

Se alojará información nacional cartográfica, visores, monitoreos de calidad de agua, puntos críticos de las 159 cuencas hidrográficas a nivel nacional, estudios y documentación que se brinda a través del Observatorio del Agua.

Roberto Salazar, jefe de la ANA, destacó que se trata de un sistema de resguardo de información que permitirá el flujo de grandes volúmenes de información de las estaciones automáticas, soporte de las aplicaciones de toma de decisiones, modelamiento y simulación de escenarios.

“Es el primer centro de procesamiento de datos en el sector agricultura que será un respaldo en línea de todos los datos, logrando que los sistemas estén disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año” expresó el titular de la ANA.

Agregó que la institución dispondrá de una herramienta muy importante cuya utilidad es contar de data confiable y a tiempo real para mejorar la toma de decisiones gubernamentales sobre los recursos hídricos en las situaciones que pudieran presentarse.

Ica ya cuenta con moderno centro de procesamiento de datos de los recursos hídricos
El centro de procesamiento de datos tiene una capacidad de 500 terabyte.

La instalación del centro de datos, constituido por servidores físicos de última tecnología, licenciamiento de software, plataformas de virtualización y de base de datos, sistema de seguridad perimetral, equipos de comunicación de redes, esta valorizado en una suma que supera los siete (07) millones de dólares.

Dato:

La implementación realizada es parte del proyecto PGIRH en el componente I “Mejorar la Capacidad de Gestión de Recursos Hídricos – GIRH a nivel nacional”, subcomponente I.B.1 “Fortalecimiento del Sistema Nacional de Información de Recursos Hídricos”, la que consiste en la construcción de un centro de procesamiento de datos secundario, y asegurar la continuidad operativa ante un desastre natural que pudiera presentarse en la ciudad de Lima y alterar la operatividad.