La Contraloría, a través de la Gerencia Regional de Control de Ica, detectó presuntas irregularidades en la adquisición de productos de primera necesidad para las canastas básicas familiares que se dieron a la población vulnerable del distrito de Parcona, y se encontró presunta responsabilidad penal y administrativa en tres funcionarios de la entidad.

La comisión de control, a través del informe de control específico 049-2020-2-0406-SCE, determinó que se realizaron cotizaciones sin considerar las condiciones y características de las especificaciones técnicas, y sin establecer las cantidades exactas de los productos de primera necesidad de la canasta familiar.

Se comprobó, además, que el órgano encargado de las contrataciones no realizó la verificación in situ de la disponibilidad de stock de los productos en las cantidades requeridas. También se reformularon las especificaciones técnicas, modificando en las características de los productos, el tiempo de vida útil de las conservas de trozos de atún en aceite vegetal, disminuyendo de 12 a 6 meses.

Se suprimió del rotulado del producto de lentejas, la indicación del grado de calidad “superior” con fecha posterior a la recepción de los productos para adecuarlo a los productos entregados por el proveedor sin cumplir las especificaciones técnicas, lo que permitió viabilizar el pago a favor del proveedor.

Los resultados de la acción de control fueron comunicados al titular de la entidad, el 01 de diciembre del 2020, con la finalidad de que inicie las acciones administrativas y legales para el deslinde de responsabilidades que correspondan de los funcionarios y servidores públicos de la Municipalidad de Parcona.